jueves, 5 de junio de 2008

MI ROBLA QUERIDA




Pueblo, mi pueblo de Virgen en blanco
Celada y las Nieves de moros cristianos.
Pueblo, mi pueblo de nubes y soles,
De verdes y grises... y negros carbones

. Este es mi pueblo de gran corazón,
De gentes amables, mi pueblo....mi amor.
Campos de trigo, montañas heladas
Pastos en montes y rebaños que pastan.


Hoy ya no hay nada, las montañas heridas
De dinamita amarga rompen sus venas.
Y corre su sangre por los Valles de Alba
Inundándolo todo de miseria en el Alma.


Pueblo, mi pueblo de Virgen en blanco
Celada y las Nieves de moros cristianos.
Pueblo, mi pueblo de nubes y soles,
De verdes y grises... y negros carbones.


Ya no hay rebaños ya no hay pastores
Y los pastos se pudren entre malos olores.
Los humos asfixian mi cielo y mis soles
Y tan solo nos dejan en el cuerpo dolores


Tan solo el recuerdo aguanta tu nombre
Robla del alma, Robla querida
Te echo de menos pues eres distinta
Y me duele en el alma verte partida


Pueblo, mi pueblo de Virgen en blanco
Celada y las Nieves de moros cristianos.
Pueblo, mi pueblo de nubes y soles,
De verdes y grises... y negros carbones.


Me duele mirarte, me cansa la vista
Mirar a tus montes con ecos de risas,
Recuerdos del alma, recuerdos de vida,
Donde estás hoy mi Robla querida.


Lloré en tu regazo el amor que se iba
Selle con mis labios el amor en tu orilla
Y hoy solo queda vivir el recuerdo
Y llorar en silencio el dolor y la pena.


Pueblo, mi pueblo de Virgen en blanco
Celada y las Nieves de moros cristianos.
Pueblo, mi pueblo de nubes y soles,
De verdes y grises... y negros carbones.

2 comentarios:

Sergi dijo...

Muy sentido, Solrak.

Cuando uno es capaz de sentir realmente aquello que dice, consigue trasmitir ese sentimiento a los demás.

Lo has logrado con tus versos.

Felicidades.

Sara dijo...

Eso si que es amor por la tierra de uno,preciosa poesía, que como dice sergi, cuando se hace desde el corazón se consigue que los demás lo sientan así también.
Un abrazo poeta