sábado, 10 de enero de 2009

SUEÑOS ROTOS


Lejos de recordar, él huía de su pasado, se escondía bajo el disfraz de la mentira, se negaba a si mismo y a todo lo que había representado y sido, ahora no quería ser nadie, la suciedad en su rostro escondía las cicatrices de vivir en la calle, de dormir en un cartón y de alimentarse de la miseria. No le faltaba de nada, tenia una buena casa y una familia en la que creía y a la que quería con locura, una esposa a la que amaba, y un hijo de siete años que era el motor de su vida y un futuro fantástico. Su trabajo era vender ilusiones que pronto se rompían, y hacían desgraciadas a las personas que las habían comprado, pero un buen día fue testigo de algo que le marco, en el edificio donde el trabajaba y en el que estaba seguro que pronto ocuparía el sillón de jefe de ventas llego una mujer, su rostro estaba demacrado y solo era una llaga de dolor en el alma, se acerco a la mesa de uno de sus compañeros y hablaba con él acompañada de dos pequeños de unos cinco y siete años aproximadamente, nuestro amigo estaba en la mesa de la derecha escuchando todo, la mujer pedía por favor ver al jefe de ventas decía que estaba cansada de dar vueltas a un lado y a otro como la mandaban pero nadie la hacia caso, había invertido todo lo que tenia en aquel piso y ahora no tenia nada todo era humo y un terreno sin edificar, lloraba desconsolada y sus hijos se agarraban a ella y la miraban llorando también, ¿Quién dará de comer a mis hijos? Habéis arruinado mi vida y lo que es mas importante para mi...la de mis hijos, justo en ese momento llegaron los de seguridad y se llevaron a la mujer a pesar de su resistencia, en ese momento nuestro amigo miro al despacho del jefe de ventas, estaba mirando entre las rendijas de la persiana, ni siquiera había tenido la valentía de salir..... Al llegar a su casa nuestro amigo se sentó como todas la noches para cenar junto a su familia pero hoy estaba ausente, apenas probó la cena y no habló durante toda ella, luego se levantó miró a su hijo y luego a su esposa, les dio las buenas noches y se metió en su dormitorio.
Una semana más tarde durante la comida del domingo comunico a su esposa que el lunes dejaría ese trabajo, su esposa no entendía nada, ahora que pronto sería jefe de ventas iba a echarlo todo a perder estaba loco..¿como podía hacer eso? Y por más que el le explicaba y le siguió explicando durante los meses posteriores ella nunca lo entendió. El salario de su nuevo trabajo era inferior con diferencia al que tenia antes en su antiguo puesto, a su esposa después de hablar con ella la encontró un trabajo a media jornada en una tienda de ropa de un viejo conocido, tuvieron que vender el piso en el que Vivían e irse a otro más pequeño pero suficiente para los tres, los caprichos y las escapadas se habían reducido al mínimo, pero nuestro amigo se sentía mucho mejor, más completo y mas feliz todo lo contrario que su esposa que un año y medio después se separó de el, el juez que tramito la separación concedió la custodia del menor a la madre y a su vez el usufructo del piso en el que vivían y que estaba por pagar aún una cantidad por pagar de la hipoteca la cual debería ser pagada por nuestro amigo ya que los ingresos de su esposa no serían suficientes para eso y pagar los servicios y necesidades básicas de una persona, todo esto según la sentencia del Juez, además el tendría que pasarle una pensión de manutención para el menor, el debería abandonar el hogar en un plazo de quince días. Busco una pensión en la que hospedarse y durante unos meses pudo ir pagándolo gracias a la parte que el juez le dejo de los pocos ahorros que tenían en la cuenta, pero pronto no pudo hacer frente a los gastos, apenas le quedaba para comer y se sumió y ahogo sus penas en cartones de vino hasta llegar aquí al lugar donde esta tirado cerca de un banco con la cabeza destrozada supuestamente por la agresión de algunos que al contrario que nuestro amigo no les importa hacer que los sueños sean un cristal roto.

Dedicado a los olvidados.

3 comentarios:

Sara dijo...

Dios mio!!!!estos sueños rotos,Solrak, dejan un no se que a una en el cuerpo....
Hace un tiempo vi un documental desgarrador de una ciudad debajo del Turia y tu historia, tu relato me recordó alguna situación de aquellas.Es...¡muy fuerte, desgarradora!el personaje de tu historia, creo que hubiera podido escoger el camino de enmedio no tan drástico,pero el mensaje que nos das es....impactante!!!
Abrazotes con algún que otro sueño roto, jejejeje.

victor Rocco dijo...

Mi querido amigo solrak, te digo algo y es la pura verdad, tus lineas son de una puresa innata, finas al paladar del lector, no importa lo que lea por eso llegue hasta aca hace ya mucho tiempo, porque me recomendaron tus letras y no se equivocaron, ahora sobre el poema que me dedicaste...hermano, te dire que ese poema no tiene nada de pobres lineas, son una muestra mas de la maestria de tu pluma, y estoy orgulloso en el buen sentido de la palabra que un escritor de tu calibre alla escrito algo para mi, muchas muchas gracias por tu preocupacion y por todo, no tengo palabras para explicar la alegria que siento, cuando me dijeron que tenia cancer me senti mal, solo, avatido, pero cuando coloque la noticia en mi blog y los amigos y nuevos amigos me comensaron a escribir me siento mas que acompañado, gracias mi gran amigo y pase lo que pase al final de esta historia ya me siento ganador, gracias amigo y hermano un gran abrazo a la distancia.

victor Rocco dijo...

"Las letras que de mi hablan son tormenta fina que corta la noche"

noticias de mi salud