viernes, 9 de abril de 2010

ANTES CAERAN LAS TORRES






Y llegó, con sonrisa amplia
Diciendo no,
Que yo quiero a mi pueblo,
Señor...que yo amo a León.

A la vez que guiña el ojo
Con gesto de traición,
Pensando en su bajeza,
A estos...les engaño yo.

Son solo cuatro locos
Sin principios ni razón,
Son personas egoístas
Que solo piensan en León.

Vaya lo que he dicho
En alto he pensado yo,
Ahora tendrán ya claro,
Donde me apeo yo.

No nos venda tan barato
En el rastro de su ambición,
Pues en Red Eléctrica no hay dinero
Para comprar al pueblo de León.

Ya nos sobran las sonrisas
Que nos brinda con traición,
Lo mismo que las torretas
Que nos llenan de tensión.

De de una vez la cara
Y defienda usted León
Pues cuando se lleva en el alma
Se defiende con el corazón.

De sobra sabe como somos
Las gentes de león,
Rudos en el trato
Pero de gran corazón.

Amamos lo que tenemos
Más, no podemos dar,
De sobra hemos dado
Por solidaridad.

No habrá ninguna torre
Que nos pueda hacer callar,
Y antes caerán las torres
Que un solo monte quebrar.

6 comentarios:

Eris dijo...

En lo personal me gusta éste estilo de poemas... te quedó precioso!!
Creo que las sonrisas sobradas de los que las finjen, dice mucho en este poema!
Un beso.

Mediterráneo dijo...

Cuándo el corazón es grande y solidario no necesita de palabras saliendo por la boca...
Que tendrán los mineros, que entran limpios, salen tiznados y sus manos no te manchan si te rozan... si te abrazan.
Incansables luchadores, que sería de nuestra tierra sin sus dones...

¡Ánimo! a seguir luchando.

Manuel, si esto no fuera un poema... sería una misiva, en la que yo abajo firmaría.

Besos y versazos.

Posdata: Precioso tu comentario, en ese 7 de Abril... gracias!

Mariluz dijo...

Perfecto grito de guerra, Solrak.
No se puede expresar mejor.
Una vez más y por siempre...
...¡SAMA VELILLA NO!

Lola Padilla dijo...

Una torre que se levanta en el aire, llena de sentimientos hacia tu tierra.
Esa es la única torre que puedo ver la de tus versos, Manuel. Una torre aireada por la solemnidad de palabras llenas de arraigo.

Un placer encontrar tu espacio.
Saludos.

KIKO dijo...

Efectivamente es una preciosa forma de presentar una queja, lastima que el progreso no entiende de sentimientos, ellos a lo suyo que es a engordar beneficios y si hay que cargarse el mundo se lo cargan.

Sara dijo...

Ni más alto, ni más claro, ni de forma más elegante podrias decir, lo que sentimos tantos defensores de la naturaleza.
Un grito de guerra ¿"arapajoe"? si te oyen estos impresentables tus gritos indios eh!!! tiembla hasta la alta tensión jajajaja.
MIL MILLONES DE VECES NO a SAMA-VELILLA, Y A TANTA DESTRUCCIÓN DE NUESTRO MEDIO AMBIENTE. VALE YA.
Besazos con versos, guapooooooooooo