domingo, 2 de mayo de 2010

PROFUNDO NOMBRE


















Madre, profundo nombre
que llena mi boca
de dulce miel,
de tierno aroma,
de sonrisa blanca
al amanecer mi alcoba,
de caricia tierna,
cuando mi cara llora.
Madre, corazón de luna
En la noche oscura
...como blanca rosa
En jardín de flores,
Se me llena la boca...
Al decir tu nombre,
Sin importar las letras
Que lo decoren.
Madre, indescriptible...
....MADRE, como describir
Todo lo que haces,
todo lo que llenas
...todo lo que naces.





Para todas las Mamás, un beso muy grande.

3 comentarios:

Mediterráneo dijo...

Ni todas las madres son dulces, ni todos los hijos son una joya...

No es nuestro caso Manuel.

Felicidades a tu madre por tener un hijo lleno de sensibilidad... seguro que ella tiene mucho que ver.

Gracias por este poema, un beso enorme para ti POETA!

Sara dijo...

Nuevamente me encuentro con el nudo en la garganta...
por la parte que me toca...¡madre!...de lo que más quieres, de tu hija...MUCHAS GRACIAS llenas de besos.
Muacksssssssssssss poeta

Duarte dijo...

MADRES, unos seres inmensos y maravillosos que pasan toda su vida dando amor...
Si aún la tienes amala y cuidala mucho... no le he podido dar a la mía todo lo que quise... ahora no puedo!
Ingratitud la mía? Impotencia!!!

Un fuerte abrazo, de amistad