lunes, 27 de septiembre de 2010

ESQUIVANDO LA RAZÓN


















Preso del egoísmo...
Preso del sillón
Está el político
Que olvida como llego.

Pasado ya el momento
Su palabra la olvido,
Solo queda verborrea
Y mentiras de salón.

Ahora no es solo fulano,
Ya se le trata de Don
Le acompañan los escoltas
El hombre ya se hinchó.

Político de media tinta
Que solo piensa en el sillón
Obteniendo lo que quiere
Esquivando la razón.

6 comentarios:

Eris dijo...

Así es!!!!

Epidemia que manipula al mundo y sus pueblos, que empobrece las almas y destruye la confianza… pobre de aquel que cae en el desierto exuberante y tentativo que forma la política, pobre de todos los que creemos y morimos en pobrezas nuncas cumplidas…

No todos los políticos, pero si la gran mayoría no?

Beso grande Manuel!!! Y me sumo al cartel de tu dibujo…

KIKO dijo...

Cuanta razón tienes amigo mio, siempre se ha dicho que los políticos solo miran para ellos y nos quedábamos cortos, ya no se como definir a un personaje de estos, si como vividor, buitre, carroñero, no se, ya es dificíl entenderlos.
Por nuestros mineros y la mineria un HURRA y abajo los explotadores y ladrones de subvenciones, para lucrarse ellos, que para los trabajadores que se dejan la vida allá abajo no lo son.
YO TAMBIEN SOY MINERO

Sara dijo...

Bravisimo por ti poeta!
Yo también quiero decir esas cosas....¡pero así!...sutilmente y educadamente....¡como tú! que parece que no les estás "riñendo", y vaya todo lo que dices... y que bien denunciado queda.
Y el dibujo se sale....ese León nuestro... está sangrando demasiado ultimamente.
Besines y coge fuerzas para mañana para la marcha eh!!!!

Mariluz dijo...

Una forma muy poética de denunciar el abuso al que estamos sometidos por parte de la clase política. Actualidad en forma de versos.
Eres único :)

Mediterráneo dijo...

Estos versos deberían publicarse en el BOE, aunque no sé yo si los que andan por esos andurriales saben "leer"...

Te dejo mi admiración a ti y a tus compañeros mineros.

Mil bersazos!

Duarte dijo...

Insisto, mi solidaridad plena con el mundo minero.

Por más que me esfuerzo lo logro comprender como es posible que no atisben alcanzar la importancia de la mina. Está claro que algunos se han forrado y siguen beneficiando se de una situación así, algo lamentable.

Tus versos son la denuncia perfecta de un hecho, para todos lucido, menos para determinados cerebros...

Un gran abrazo, buen amigo