viernes, 10 de diciembre de 2010

BESANDO TU ALMA


Creo burlar el hechizo

De tu mirada perdida

Cuando acaricio tu nombre

En la oscuridad más viva.

Me atrevo a mirarte

Cuando cierro los ojos

En mi lecho llorante

Escondiendo mi rostro

En el lienzo que arde.

Me atrevo a decirte…

Cuando la voz no me sale,

Que quiero quererte

Sin dejar tu de amarme.

Creo tenerte, dudo que ames

La parte insensata

Del poeta que yace

Tendido en tu cama,

Dormido en tu cuerpo,

Besando tu alma.

4 comentarios:

Sara dijo...

¡Preciosa!, poeta...¡preciosa!...en estos tiempos difíciles...adoro más si cabe tu sensibilidad para plasmar estos sentimientos, esta soledad en la letra, tu tiempo de poesía... que ya es nuestro tiempo de poesía, de tu hermosa poesía.
Ojalá el mundo se impregnase de poemas, cuanto se necesita...menos mal que yo te tengo cerquita.
Muacksssssssssss guapo.

Miguel Bueno dijo...

Belleza y sentimiento. Seguro que cae en tierra abonada y hace fructificar a la sementera.
Un abrazo lleno de expresiones
Piedra

Salvochea dijo...

Hermosos versos de amor y al amor.

Un saludo desde El Bierzo, tan cerca y tan lejano.

Eris dijo...

“cuando acaricio tu nombre en la oscuridad más viva” nace desde estas palabras el ardor del tiempo real y la calma anestésica del amor de esa persona que se ama…

Tus versos siempre invadiendo el espacio para alejar todo cuanto lastime y unir pedazos, como rompecabezas, formando poesía que aliviana el día a día.

Un beso grande y un fuerte abrazo!