jueves, 2 de diciembre de 2010

NEGRO SILENCIO EN LA MINA


VOLVEMOS A LA LUCHA



NEGRO SILENCIO EN LA MINA

Se han callado los martillos

La barrena ya paró,

El abrazo del amigo

El futuro lo rompió.

Negro silencio en la mina

Roja sangre en el carbón,

Esa, que mancha las manos

De quien falta a la razón.

Miles de almas se oyen

Gritando en mi León,

Son las cuencas que se alzan

Defendiendo su carbón.

Partamos juntos hermanos

Y luchemos con pasión

Defendamos nuestras cuencas

De quien falta a la razón.

Seamos un solo hombre

Con un mismo corazón

Luchemos todos unidos

Defendamos el carbón.

Negro silencio en la mina

Roja sangre en el carbón,

Esa, que mancha las manos

De quien falta a la razón.

10 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Querido Manuel, con el cariño que le tengo a Sara, y el respeto..

te diré.. algo que siento..

y que me lo callé y no se lo comenté a Sara..

pero a ti lo voy a hacer, me voy a atrever..

espero que no te molestes.

y si te molesta me lo dices..

Creo que a veces en el viaje de la vida esta nos va mostrando que determinados caminos se van cerrando, se van muriendo y hay que abandonarlos..y que si no lo haces corres riesgos importantes...

quizás el camino de la minería, toca a su fin.. y sería bueno que algunos.. abrieran brecha... buscando otros horizontes.. laborales..

espero no haberte resultado demasiado atrevida..

pero es lo que siento y pienso..

Un beso para ti y para Mi profe prefe.

Irma dijo...

Como leonesa que soy, soy minera hasta la médula y debemos unirnos todos para luchar por lo nuestro, nuestra gente nuestro trabajo y nuestra tierra.

Siempre median intereres económicos y se anteponen a las personas, en realidad a todos los polícos que nos han gobernado, nos gobiernan y nos quieren gobernar les importamos un carajo si morimos de hambre, de sed o de pena.

Un abrazo utópico para tí y para Sara, disfrutar un montón estos días por mis "otras montañas" vereis que preciosidad y la lucha es de todos.

Irma.-

Eris dijo...

De eso se trata cuando dicen “sangre en las venas” de la lucha y del grito que dura todo el tiempo en batalla, de ser estandarte y huellas sobre la marcha, de abarcar todos los frentes sin dar lugar a una retirada…

Y es eso lo que los dispone unidos, esa sangre en las venas que no es otra cosa más que el alma recorriendo el cuerpo.

Doloroso leerte! Estos versos unen y golpean… y son maravillosos!!!

Deseo que se solucione, que se calme al menos esta tensión y que los “de arriba” comiencen a hacer su trabajo como representantes de los “de abajo”… deseo con todas mis fuerzas que la lucha no termine hasta haber conseguido todo…

Les mando un beso grande.

Jota Ele dijo...

¡Hola Manuel!

Vengo del blog de Sara para leer tus desgarradores versos que golpean fuertemente el corazón.

Nada se puede hacer, excepto mostraros mi total solidaridad. Es verdaderamente inaudito que se esté utilizando carbón de importación por simples criterios de rentabilidad.

De todas formas, entiendo que es una batalla perdida a más o menos corto plazo.

Habrá que ir pensando en opciones para todos vosotros en otros sectores.

Un abrazo.

GINEBRA dijo...

La unión es la clave y también la resistencia cuando se piensa que la causa es justa. ¡suerte!
Besos

verdial dijo...

Hola Manuel, vengo del blog de Sara y acabo de descubrir el tuyo que no conocía. Ella lleva mucha razón cuando dice que eres un excelente poeta.

Este desgarrador poema me hace sentir, además de la tragedia que se cierne sobre la minería, tu gran capacidad de sentimientos.
Tal y como le digo a ella, ojalá y se solucione todo.

Un saludo.

Salvochea dijo...

El camino de la minería, ni está obsoleto ni caduco.
El capitalismo salvaje es el que nos trata de vender a través de sus medios de proganda esta mentira que repetida mil veces llega a parecer verdad.

Si quien vendió ENDESA, siendo super rentable no lo hubiese hecho al ser un sector estratégico de la economía española y leonesa. Seguro que ahora no tendríamos estos lodos.

Porque si el carbón no tiene futuro, porque se permite la quema del mismo mineral procedente de Polonia o Sudáfrica, porque es más barato.

Porque no vendieron HUNOSA, porque nadie la quería por ser deficitaria.

El capitalismo salvaje es el culpable de esa crisis minera en particular y de la crisi mundial en general.

ARRIBA y a pelear por el sector del carbón, hay que pelear por su/nuestro futuro.

Desde El Bierzo un saludo

Duarte dijo...

Tus versos,
la fuerza de la palabra,
poseedores de la razón,
fluyen con contundencia,
causan emoción.
Hoy, mas que nunca,
tiene que haber unión,
la única arma contundente
en defensa del carbón.
Para que siga floreciendo
la piedra negra de León.

Querido amigo, no hice más que seguir tu ruta, a la que me uno en un acto de solidaridad.

Abrazos de vida y paz

Kiko dijo...

quizás el camino de la minería, toca a su fin.. y sería bueno que algunos.. abrieran brecha... buscando otros horizontes.. laborales..
-------------------------------------

eso que comentas Estrella Altair, suena muy bien y es lo logico, otra cosa muy diferente es cuando te prometen que se irán cerrando minas pero creando trabajos alternativos y creando unos fondos Miner que han servido para todo, menos para crear esos empleos y ahora nadie quiere asumir sus culpas.
Lo triste de todo es que cuando miles de personas han enfermado y muerto para poder sacar ese carbón con el que hemos comido muchos y calentado y usado la electricidad todos, ahora se criminalice como si fuese el carbón el culpable de que el mundo se contamine y ya basta de tonterias, alguna cosa más habrá que contamine y que tambien vive de subvenciones.
Adelante mineros valientes.

MARTA ALICIA PEREYRA BUFFAZ dijo...

Desconocía esa problemática con las minas de León.

En Argentina hay protestas de una "izquierda" incoherente que hace cerrar minas. La consecuencia son miles de familias de mineros desocupados que caen en la pobreza.
La minería siempre existió y va a existir. Deberán extremar los esfuerzos para que no contamine y minimizar lo negativo de las explotaciones.
La desocupación y la miseria aguardan en la entrada de las minas.

Saludos desde Argentina.