miércoles, 22 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD









EL NIÑO QUE DUERME EN LA CUNA



Entre olivos de verde hoja
Está María sentada,
En un sueño de niña
Imaginando su mañana.

Está María sonriendo
Cuando una voz ella escuchara,
Un susurro desde el cielo
Que su atención la reclamara.

Salve OH elegida, el señor está contigo
En él, has encontrado gracia
Concebirás en tu vientre un hijo
....hijo de pureza amada.

Alegría al recién nacido
Gloria a Dios en las alturas
Pues es el hijo de Dios
Quien duerme en esa cuna.

No busques más María
Ante tus ojos está el mañana,
Un Ángel que es mensajero,
De Dios, que a ti te guarda.

María, sorprendida por tales palabras
No acierta a comprender
Lo que el Ángel la contara,
Cuando camina despacito de vuelta a su morada.

Nadie creerá a María
Dice con voz callada,
Nadie creerá a María
Y dudarán de su gracia.

Alegría al recién nacido
Gloria a Dios en las alturas
Pues es el hijo de Dios
Quien duerme en esa cuna.

Solo su prima Isabel
También por Dios escuchada,
Creerá, en su bondad a María
Y confortará con palabras.

OH María, bendita tu eres
Entre todas las mujeres
Y bendito el fruto de tu vientre
Esperado hijo de Dios.

José, hombre piadoso
Al que fue prometida María
Cree en la palabra de Dios
Y en la fe que le guía.

Alegría al recién nacido
Gloria a Dios en las alturas
Pues es el hijo de Dios
Quien duerme en esa cuna.

A Belén juntos han ido
Pues el censo les pedían,
Ha llegado ya el momento
El parto de María.

José busca cobijo
Para que alumbre María,
Solo un pobre pesebre
Encontraron aquel día.

Una estrella que deslumbra
Sobre el pesebre prendida,
Señalando así el lugar
Donde el niño nacería.

Alegría al recién nacido
Gloria a Dios en las alturas
Pues es el hijo de Dios
Quien duerme en esa cuna.

Los pastores ya se acercan
Con el Ángel que les guía
Arrodillándose en el pesebre
Ante el niño, que es la vida.

Hombres sabios han llegado
Y ante el niño se arrodillan
Mirándole a los ojos
Reconociendo en el su guía.

Melchor le ofrece oro,
Como un Rey merecería
Y postrado a sus pies
Su cara le acaricia.

Baltasar le ofrece incienso,
Al sacerdote de la vida,
Y, por último Gaspar
Que su ofrenda es la mirra.

Alegría al recién nacido
Gloria a Dios en las alturas
Pues es el hijo de Dios
Quien duerme en esa cuna.






viernes, 10 de diciembre de 2010

BESANDO TU ALMA


Creo burlar el hechizo

De tu mirada perdida

Cuando acaricio tu nombre

En la oscuridad más viva.

Me atrevo a mirarte

Cuando cierro los ojos

En mi lecho llorante

Escondiendo mi rostro

En el lienzo que arde.

Me atrevo a decirte…

Cuando la voz no me sale,

Que quiero quererte

Sin dejar tu de amarme.

Creo tenerte, dudo que ames

La parte insensata

Del poeta que yace

Tendido en tu cama,

Dormido en tu cuerpo,

Besando tu alma.

jueves, 2 de diciembre de 2010

NEGRO SILENCIO EN LA MINA


VOLVEMOS A LA LUCHA



NEGRO SILENCIO EN LA MINA

Se han callado los martillos

La barrena ya paró,

El abrazo del amigo

El futuro lo rompió.

Negro silencio en la mina

Roja sangre en el carbón,

Esa, que mancha las manos

De quien falta a la razón.

Miles de almas se oyen

Gritando en mi León,

Son las cuencas que se alzan

Defendiendo su carbón.

Partamos juntos hermanos

Y luchemos con pasión

Defendamos nuestras cuencas

De quien falta a la razón.

Seamos un solo hombre

Con un mismo corazón

Luchemos todos unidos

Defendamos el carbón.

Negro silencio en la mina

Roja sangre en el carbón,

Esa, que mancha las manos

De quien falta a la razón.