viernes, 18 de febrero de 2011

EL MAR... LA MAR


¿Qué es la mar?, ¿acaso un reflejo fundido en verso, de espuma blanca del romper de olas en acantilado viejo?; ¿Qué es la mar? ¿Acaso, el refugio de aquella playa de arena blanca en que adore el cuerpo que hoy me abrasa?...
Femenina imagen de leyenda y cuento, de ojos grandes, en azul de cielo.
La mar es… lo que tú quieras, y lo que yo encuentro, refugio de sol que dora el cuerpo, de mujer eterna.... de azul intenso.



11 comentarios:

Eris dijo...

Preciosa Manuel, preciosa entrada!

Tus palabras hilan emociones, entrecruzan recuerdos y construyen la piel de los sentimientos.

Saben de sustancias volátiles que impregnan el alma y ayudan al vuelo.

Siempre un placer leerte Manuel, siempre es estar a gusto en tu espacio y admirar tu poesía.

Un beso grande.

CARLOS dijo...

Bello poema, la mar, mi mar, nuestro mar... que tengaís un gran fin de semana. Saludos.

Irma dijo...

Simplemente gracias por disfrutar la mar y regalarnos un cachito de ella.

Un abrazote, Irma.-

Abi E. dijo...

Hola Manuel, ya ves una persona de "tierra adentro" y nunca mejor dicho por tu tiempo de minero que le canta a la mar como los de "mar adentro".

Un fuerte abrazo para ambos

Sara dijo...

El mar es mi vida Poeta, mi refugio, lo que me da energía cada vez que siento que necesito estar cerquita de él, y tú muy condescendiente me dices:anda... vamos a esa tierrina tuya ASTURIAS, a conectar con tu cantábrico...y a mi se me ilumina la cara y vuelvo repleta de buen humor y energía renovada jajajaja,
El mar eres tú también...ese mar en calma a veces....bravo otras...jajajaja.
abrazotedcisivoooooooooooooo

Miguel Bueno dijo...

El mar, los mares que amé, la mar de mis días en los dos extremos de las Españas, este y aquél.
Muy bellas palabras las tuyas.
Gracias por el comentario.

Expresiones
Piedra

GINEBRA dijo...

Bueno, es precioso, Manuel, refugio de mujer eterna, que bonita metáfora... el mar es misterio, en mi opinión, es sobre todo éso.
Besos

Mariluz dijo...

Bellas palabras sobre un lugar al que siempre nos gusta volver. ¿Qué tendrá el mar que tantas miradas atrae?
Me ha encantado esta entrada, Manuel. Muy bonita.

Duarte dijo...

Con la unión
del cielo y el mar,
se forma
una línea imaginaria
que hoy se hace
casi imperceptible,
pues el azul intenso
y límpido del cielo,
apenas manchado
por pequeñas nubes,
al fundirse con el mar,
adquiere el tono verde
que poseen,
en este momento,
las tranquilas aguas
del Mediterráneo.
Sobre el manto inmenso
de las aguas,
se divisa un barco,
que por su tamaño,
me imagino debe ser,
de pescadores de bajura,
casi no se mueve,
tal vez por la quietud
de las aguas.
Algunas gaviotas
efectúan vuelos circulares
alrededor
de la embarcación.
A mis pies
la arena es fina y suave,
y, de vez en cuando,
una ola llega hasta mí,
haciéndome sentir
una leve sensación
de frío.
Entregado
a mis pensamientos
y admirando el horizonte,
estuve,
durante largo tiempo,
rodeado
de este bello paisaje.


Ese mar que nos cautiva,
nos prende,
atandonos,
buen amigo...

Abrazos

KIKO dijo...

imagen muy relajante que en estos tiempos se agradece mucho.

Ripley dijo...

hola Manuel, tal vez te sorprenda verme por aquí, estuve echando una ojeada y decirte que intente escuchar la entrevista pero el enlace está roto, me da un error y ya me fastidia. a ver si lo puedes solucionar anda. o dime otra manera de escucharte. un abrazo