viernes, 4 de febrero de 2011

ENTRE LA HOJARASCA


Fundí mi cuerpo
Con la hojarasca
Para soñar el sueño
De la esperanza.

Soñé con un bosque
De grandes hayas,
Y un arroyo…
Que lo surcaba.

Sus verdes hojas
En otoño cambian
Y su manto cubre
El camino a casa.

Estoy tranquilo
La madre abraza
Con amor mi cuerpo
Entre sus fuertes ramas.

Reconozco el olor
De las grandes hayas,
Reconozco las gotas
Que el prado empapa.

Y al despertar del sueño
…entre hojarasca
Reconozco el faedo
Fundido en mi alma.

6 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Es muy muy bonito.. sensible sobre todo

Un saludo Manuel

Abi E. dijo...

Hola Manuel, en estos momentos me gustaria poder fundir mi cuerpo con los vuestros para hacer mas fuerza en la lucha minera.
Te vi en el video de las noticias de León.
Animo y un fuerte abrazo para la "Cuenca"

Eris dijo...

Leo con los sentidos rozando tus versos, se estremece el instinto de las palabras y los ojos encuentran la sensibilidad de tu alma.

Abraza con fuerza el sueño, el olor y el sudor. Y sigue con paso firme como lo has venido haciendo.

Jamás podrías equivocarte.


Un beso grande, y mi solidaridad con los mineros, sus familias y todo León.

Salvochea dijo...

Un poema que huele a monte y reguero cantarin.

Saludos desde El Bierzo.

Duarte dijo...

El abrazo de la naturaleza es sincero, gratifica, no apuñala.
El estado hipnótico en que nos envuelve el sueño acaba por dirigirnos a la realidad que nos fascina.

Que tus sentires sean placenteros, buen amigo.

Abrazos de amistad y de solidaridad.

Sara dijo...

Poeta...en esa horajasca ...tú ya sabes...que está fundida parte de mi alma...la otra la tengo en mi Cué del alma....así ando...con el alma errante jajajaja.

Mi abrazotedecisivo que vaya pedazo poema precioso..... que te ha salido del alma tuya.
Muackssssssssssss