jueves, 14 de abril de 2011

EL ALMA NUNCA MUERE…PERVIVE EN EL AMOR




Tiempo de pasión
De sentimientos profundos,
De larga procesión
…de negros lutos.

De redobles de tambor
Al palpitar de corazones,
De lágrimas sin pudor
Con la Virgen de los dolores.

Suenan las trompetas,
Suenan sus acordes
Anunciando que se acercan
Por las calles los papones.

Cubiertos llevan sus rostros
Con negros capirotes
Los pies llevan descalzos
Por promesas de favores.

Y alguien entre sollozos
Habla de las verdades
Historias que cuando mozos
Les contaran sus mayores.

“El Señor a sus pastores
En la mesa convocó
Pues así quería anunciarles
De entre ellos un traidor.

Y entre todas las verdades
Esta fue mayor
Pasaste calamidades
Golpeado sin pudor.

Por fin se acaban los golpes
El látigo ya cesó
Comienzan ya los hombres
A caminar en procesión.

Poco a poco van llegando
Al monte del dolor
Allí montaran tres cruces
Una…para nuestro señor.

A su lado dos ladrones
Esperan ejecución
En el suelo se oyen golpes,
Clavan a nuestro Señor.

Manos y pies han clavado
Al tronco que el llevó,
Por fin alzan la Cruz
Agonizando está el señor.

Los dos ladrones le miran
Uno de ellos lloró
Al ver aquel hombre sangrando
Sufriendo en nombre de Dios.

Nuestro señor le ha perdonado
El ladrón lo comprendió
Su mirada le ha sosegado
Morir será bendición.

Su madre, Virgen María,
Madre de nuestro señor,
Ve muriendo a su hijo
al quién nadie defendió.

Perdió Jesús su aliento,
su cuerpo abandonó
pero el alma nunca muere
…pervive en el amor.”

Esta es la historia del hombre
que un hombre me contó,
Jesús era su nombre,
Ahora…le llaman Dios.

2 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola Manuel, a medida que iba leyendo la poesia veía las imagenes de la procesión de Viernes Santo en Brivesca. Es como si la estuvieras describiendo.
Muy bonitas palabras.
A veces por no decir siempre, cuando alguine lucha por nosotros, nadie le defendemos y por contra le "crucificamos"

Un fuerte abrazo y besos para Sara

Sara dijo...

Poetaaaaaaaaaa! ya me he calmado estas emociones... después de leer este hermosisimo poema...y por fin! puedo dejarte comentario.
Independientemente de que se sea creyente o no...es un bello canto a la justicia, al amor, a la solidaridad,al compromiso, a la humanidad de la que no gozó Jesús.

Cada día hay más traidores y más crucificadores, necesitamos muchos más Jesucristos...mucho más creo...que en aquella época.
Abrazotedecisivo genio mio.